Steven Paul Jobs fue un hombre que será recordado siempre por su influencia en el campo de la informática y la tecnología. A él se le atribuye cambiar la concepción de la computadora personal y la fundación de Apple, la empresa multinacional cuyos productos cambiaron paradigmas en cuestión de música digital y telefonía.

Steve nació en San Francisco, California, el 24 de febrero de 1955, hijo de padres sirios que por condición de estudiantes decidieron entregarlo en adopción a cargo de Paul y Clara Jobs, matrimonio de origen armenio.

Estudió en el Reed College en Portland, Oregon, donde conoció a Steve Wozniak, amigo con quien más tarde fundó su propia empresa a raíz del amor mutuo por la electrónica. Así, el 1 de abril de 1976 nació Apple Computer.

Los primeros productos de Apple no tuvieron mucho éxito hasta que la computadora personal Apple II hizo su aparición en una exhibición de tecnología. Apple II llamó la atención por tratarse del primer computador que utilizó gráficos a color. Apple II fue un éxito tal, que para 1980 la compañía de Wozniak y Jobs ya contaba con miles de empleados.

El 22 de enero de 1984, Jobs presentó al mundo el siguiente gran proyecto: la Macintosh. Este fue el primer computador personal que permitió al usuario utilizar la computadora sin necesidad de escribir comandos de línea, ya que el ordenador presentaba la información en una interface gráfica controlada por teclado y mouse.

Aunque Jobs dejó la compañía en 1985 por conflictos de dirección con el resto del consejo directivo, regresó a Apple en 1997 como director ejecutivo no sin antes comprar la empresa The Graphics Group que más tarde se convertió en Pixar. Lo consecuente fue una historia de éxitos en forma del iPod, que cambió la forma de consumir música en 2001 y la distribución digital con el iTunes en 2003.

Jobs falleció el 5 de octubre de 2011 a la edad de 56 años, consecuencia de complicaciones en el tratamiento del cáncer de páncreas que le fue descubierto en 2004.

Por: Daniel Pérez