¿Qué hay de relevante para el 6 de julio? Aunque no lo sepamos, hubo muchos acontecimientos al paso de la historia. ¿Alguno sucedió  en nuestro país? Por supuesto. En 1988, fue envestido el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, y en 1966 se marcó la máxima temperatura registrada en el mundo: 58.5 °C; lo anterior en San Luis Río Colorado, Sonora.

Sobre este último suceso, hay que mencionar que la ciudad se conoce por el clima árido (San Luis Río se considera como una de las más calurosas, junto a Mexicali). Sobre este punto, podemos tocar un tema de suma importancia: el golpe de calor.

La Secretaría de Salud reconoce este suceso como un factor alarmante que, de no tratarse a tiempo, puede provocar la muerte. Los sectores más vulnerables son los niños, los adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

¿En qué consiste un golpe de calor?

Éste ocurre cuando la temperatura corporal sobrepasa los 40°, lo que provoca deshidratación, disminución de la frecuencia cardíaca, de la presión arterial y del bombeo de sangre hacia las arterias.

Los síntomas más frecuentes son debilidad, dolor de cabeza, mareos, náusea, vómito, calambres, sensación de confusión y sofocación, piel seca y disminución de orina.

¿Qué hay que hacer ante esto?

Lo mejor es evitar la exposición ante el clima caluroso y consumir líquidos. En caso de no mejorar, lo más adecuado es acudir con el médico. Usar ropa ligera y de colores claros, gorras, sombrillas, protector solar también puede ayudar a prevenirlo.

Debemos subrayar que si un golpe de calor no es tratado a tiempo, puede complicarse hasta provocar la muerte. Hay que tomar conciencia ante los frecuentes cambios de temperatura, pues no hay nada más importante que nuestra salud.

Por: Fabiola Rocha González.