Quizá la mayoría de las personas asocian el concepto de realidad aumentada con la idea de capturar pequeñas criaturas en Pokémon Go. No obstante, para Google es mucho más que eso y como prueba de ello desarrollaron Tango, la tecnología que pretende cambiar la forma en que vemos el mundo a nuestro alrededor.

A grandes rasgos, la realidad aumentada puede explicarse como el concepto de mostrar en una pantalla (como la del teléfono) objetos ficticios que interactúan con el mundo real.

También podría entenderse como una realidad mixta, pues en la pantalla del dispositivo se combinan los elementos reales con los virtuales.

Tango se diseñó para operar en dispositivos como teléfonos y tabletas, la cual permite a los desarrolladores de software crear sus propias aplicaciones que aprovechen los beneficios de la realidad aumentada.

Por ejemplo, BMW recientemente lanzó una aplicación que te permite colocar (por medio de tu teléfono) algunos de los vehículos de la compañía en cualquier escenario del mundo real.

El objetivo de la aplicación es permitir que los posibles compradores se familiaricen con el vehículo, aunque estoy seguro que también será la solución perfecta para tomar una nueva foto de perfil al lado de un vehículo que no tienes.

Por otro lado, el Detroit Institute of Arts de Estados Unidos es el primer museo que al día de hoy saca provecho de la tecnología Tango. La realidad aumentada permite a los visitantes apuntar a las piezas en exhibición para descubrir información adicional y en algunos casos, hasta descubrir los colores originales de piezas muy antiguas.

Sin duda será emocionante observar cómo se populariza el uso de Tango y las posibles aplicaciones que saldrán en el futuro, tanto en materia de publicidad, como educación y recreación.

Por: Daniel Pérez.