Inevitablemente alguna vez en la vida debemos enfrentar la pérdida de algún ser querido y aunque es un hecho que nadie vive esta sensible experiencia de la misma manera, en ciertos casos pueden devenir largos períodos de tristeza y depresión.

Expertos concuerdan en que el paso del tiempo y mantener hábitos saludables son los mejores aliados para que las personas puedan recuperarse de la pérdida. Sin embargo, la realidad es que el duelo es relativo, no tiene una duración específica y algunas veces no se vive de forma progresiva.

 

Quizá te interese:
Los millennial regresan con su ex por culpa de las redes sociales

 

En cuanto a las personas que sufren por más tiempo y se sienten incapaces de llevar a cabo sus actividades cotidianas se debe reflexionar sobre la relación llevada con la persona fallecida; o en casos más difíciles se recomienda la ayuda de un profesional en psicología que se especialice en el duelo.

La muerte de un ser querido nadie la vive de la misma manera, devienen largos períodos de tristeza y depresión que tienen que ser atendidos.

canalvicus.com

Dichos especialistas recomiendan:

Hablar sobre la muerte de su ser querido

Negar el hecho puede llevar fácilmente al aislamiento y a la frustración de su entorno.

Aceptar sus sentimientos

Cuando se pasa por un duelo no sentimos únicamente tristeza, también podemos experimentar rabia, frustración, decepción y hasta agotamiento. Lo cual no debe ser reprimido simplemente reflexionado.

Cuidarse y cuidar de su familia

Realizar ejercicio, comer bien y descansar son un gran estimulante para afrontar con mayor calma el hecho.

Ayudar a otras personas que comparten una pérdida

Esto abrirá un panorama más amplio para ver las cosas desde otros ángulos. Después de todo el ser humano se caracteriza por tener una gran capacidad de resiliencia.

Rememorar y celebrar la vida de su ser querido. Contar anécdotas entre familiares y amigos, escuchar su música favorita, preparar su platillo especial, ver el álbum fotográfico. En fin, cualquier cosa que le haga agradecer el haber compartido momentos con esa persona especial.

La muerte de un ser querido nadie la vive de la misma manera, devienen largos períodos de tristeza y depresión que tienen que ser atendidos.

©ActualMX

 

Por: Daniel Montes.