El pulque es la bebida de los dioses, un elixir profundamente amado en nuestra cultura, así que siempre es buen momento para hablar de su historia y su elaboración.

Esta bebida se consumía desde la época prehispánica y se obtiene del aguamiel, el cual se extrae de las pencas de maguey luego de que a éstas se les hace un hueco justo en el corazón.

En ese hueco se deja reposar el aguamiel de tres a seis meses. La persona encargada de hacer este arduo trabajo es el tlachiquero, quien tarda tres días en extraer todo ese primer líquido para después pasarlo a un tinacal donde se fermenta para luego convertirse en pulque.

conoce la historia y la tradición del pulque en actualmx

cronopios87.blogspot.mx

En la época prehispánica, sólo lo bebían personas mayores de 52 años, hombres y mujeres, retirados de la vida laboral. Sin embargo, también se les permitía tomarlo a quienes sería sacrificados al dios mexica Huitzilopochtli.

Los indígenas del centro del país, sobretodo de Hidalgo, preservaron la tradición y poco a poco, durante el siglo pasado, abrieron diversas pulquerías de las cuales ya quedan muy pocas. Sin embargo las que sobreviven es gracias a un nuevo sector gustoso de la viscosa bebida: los jóvenes.

El sabor del pulque natural es difícil de equiparar con el de otra bebida, pero eso no es obstáculo para tener el agrado de muchos mexicanos. Y más ahora que su oferta se amplió y actualmente es fácil encontrar sabores curados como guayaba, avena, apio, pepino, jitomate, hasta cajeta y galletas.

conoce la historia y la tradición del pulque en actualmx

planetaazul.com.mx

Por: Aldo Mejía.