Fue pintado por el artista Diego Rivera, en 1922 con cera de abeja y pigmentos; esta obra representa al ser humano y su relación con la naturaleza.

Quizá te interese:
Mi viaje en las trajineras de Xochimilco

La Creación es el nombre del primer mural que pintó Diego Rivera, creado seis meses después de que Diego regresara a México tras pasar 14 años en Europa.  El mural reside en el Anfiteatro Simón Bolívar, ubicado sobre la Calle Justo Sierra número 16, Centro Histórico.

Pintado en 1922 utilizando la técnica encáustica, la cual consiste en utilizar cera de abeja para unir los pigmentos al lienzo, el mural está dibujado en una concha acústica que desde 1910 albergaba un gigantesco órgano musical ahora desaparecido debido a la lucha revolucionaria.

Quizá te interese:
Mercado de Jamaica: Flores frescas para llevar

En la pintura se representa al ser humano como pieza central, bañado por la energía de la naturaleza simbolizada por un semicírculo azul con estrellas. En la composición podemos encontrar representaciones del hombre, la mujer, la naturaleza, así como figuras humanas angelicales las cuales personifican conceptos abstractos como el conocimiento, la fábula, tradición, tragedia,  justicia, música, canto, e incluso la poesía erótica entre otras.

 

Por: Daniel Arturo Pérez Rivera