La farmacéutica Pfizer tuvo algunos problemas, ya que escondió que una de sus medicinas la cual parece prevenir el Alzheimer.

Este medicamento, de acuerdo con la farmacéutica, parecía reducir el riesgo de padecer la enfermedad hasta en un 64%. Por desgracia, Pfizer anunció que ya no seguiría buscando nuevas medicinas para tratar el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, la decepción entre pacientes e investigadores fue fácilmente explicable y justamente en enero del año pasado, dio a entender que luego de millones de dólares, la firma decidió que su dinero estaría mejor invertido en otro lado.

Al justificar la decisión como el resultado de un ejercicio de reasignación de gastos, para enfocarse en aquellas áreas donde su cartera de productos y  pericia científica, eran más fuertes, el The Washington Post,les dio un revés y es que la empresa escondió los resultados de un estudio con potenciales de grandes implicaciones para la batalla contra el Alzheimer.

Antes de seguir, debemos saber que el 70% de los casos de demencia es el Alzheimer y para muchos, el mayor reto en salud en nuestro tiempo. Por ello, llama tremendamente la atención, el estudio con análisis de cientos de miles de reclamaciones de seguros, las que arrojaron que Enbrel, un desinflamante empleado para tratar la artritis reumática, el cual parecía reducir el riesgo de Alzheimer en un 64%. Enbrel podría potencialmente prevenir, tratar y retardar la progresión de la enfermedad de Alzheimer de forma segura, se lee, de hecho, en una presentación preparada para un comité interno de Pfeizer a inicios de 2018 lo confirmó.

Quizá te interese:
Alzhéimer: Lo que se creía que lo causaba no lo es

Ahora bien, Alzheimer declaró a The Washington Post que no solamente descartó realizar la prueba clínica que habría permitido comprobar o descartar esta hipótesis, sino que también decidió no hacer público el hallazgo. La compañía dijo (…) «que durante sus tres años de revisiones internas decidió que Enbrel no se mostraba prometedora para la prevención del Alzheimer porque la droga no llega directamente al tejido cerebral», reportó el diario estadounidense.

Pfizer también explicó que se consideró que la probabilidad de un ensayo clínico exitoso era baja y que una sinopsis de sus hallazgos estadísticos, que había sido preparada para publicación externa, no cumplió con sus rigurosos estándares científicos.

¿Por qué lo hizo?

Pfizer aseguró optar por no publicar sus datos debido a sus dudas sobre los resultados. Dijo que la publicación de la información podría haber llevado a científicos externos por un camino inválido, se lee también en el reportaje del Post, que citó a prestigiosos científicos criticando la decisión de la farmacéutica. «Por supuesto que deberían haberlo hecho. ¿Por qué no?», dijo por ejemplo Rudolph E. Tanzi, un prominente investigador del Alzheimer y profesor de la escuela de medicina de la universidad de Harvard.

 

 

Por: Azenet Folch