Pedro Jaime Pezaña un joven estudiante de Ingeniería Electrónica en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Iztapalapa, demuestra que aunque no sea favorecedor el panorama musical en el país, con tan sólo proponérselo, se puede destacar poco a poco en este ámbito.

“Me inicie en la música desde los 15 años, como baterista en una banda con mi primo, comenzamos a tocar canciones de Pearl Jam, Radiohead y Rage Against The Machine; después llamó mi atención la guitarra y con mi amigo Arturo, formamos una banda de covers, pero el bajista se fue y decidí reemplazarlo.

Tocábamos horrible, pero por comentarios de amigos/as y familiares, nuestro ego se fue inflando y creíamos que lo hacíamos muy bien. Se presentó la oportunidad de realizar canciones propias y por contactos conocimos al ‘Bodoque’, guitarrista de la Tremenda Korte, quien entonces iba a grabar nuestro EP. Ese día, debido a nuestra prepotencia y nuestra reducida técnica, él me dijo: tú no eres bajista, no sirves para la música y deberías de dedicarte a otra cosa».

Planeta Zero

Planeta Zero

La experiencia le dio una lección a Pedro: «Me prometí que nadie me haría menos y decidí estudiar música de forma profesional. Aprendí a tocar el bajo eléctrico, piano y guitarra en la Academia Yamaha, y gracias a mi profesor Alberto Salas, (también conocido como Cabeza), aprendí muchas cosas”, dijo el músico.

Posteriormente, perteneció a un proyecto llamado Astrid, con el que se dio cuenta que la música no es un camino sencillo: se enfrentó a diferentes actitudes y formas de pensar de sus compañeros.

Se reencontró con Arturo, ambos congeniaron y formaron la banda Planeta Zero, con la que buscan dar a conocer una nueva propuesta en la ciudad, pues el proyecto se trata de una fusión de varios géneros, con efectos especiales.

Gracias a su entusiasmo, participaron en varios foros musicales, incluso el pasado 27 de agosto resultaron ganadores del Single Rock 2016, organizado por Muestra Rock, un espacio que da a conocer nuevas bandas nacionales.

Próximamente grabarán dos canciones en el estudio La Valentina, perteneciente de la Tremenda Korte y serán teloneros de una banda reconocida (aún no se revela cuál).

Con respecto a la escena en México, Pedro mencionó que “está dominada por lo comercial y la gente está acostumbrada a escuchar los covers de siempre, lo que provoca una apatía e incluso rechazo ante las nuevas propuestas. No pagan una entrada de $ 20 para ver a una banda nacional, pero pueden pagar hasta miles para ver a alguien de fuera (el público es en buena parte malinchista); y entre bandas, muchas veces, en lugar de apoyarnos entre nosotros, nos ponemos el pie”.

Él asegura que, ante esta problemática, tanto el público como el artista deben cambiar su actitud, siendo más abiertos y tolerantes ante las nuevas propuestas, y se deben abrir más espacios para que puedan dar a conocer su trabajo.

Pedro espera aprender más con y de sus compañeros, que su trabajo sea reconocido y le de la oportunidad de seguir aportando cosas. Quiere que su experiencia anime a otros/as jóvenes a seguir luchando por lo que quieren, a pesar de que las circunstancias no sean muy favorables.

Por: Fabiola Rocha González.