Hayley Stark en Hard Candy, Kitty Pride en la saga X-Men, Ariadne en Inception y la entrañable Juno en la película del mismo nombre, fueron algunos de los papeles más sobresalientes de la afamada actriz canadiense Ellen Page. 

Por su papel como la embarazada Juno, recibió una nominación a los Premios Oscar y al Globo de Oro. Además de ser una gran actriz, su carisma y notable vocación la ha vuelto la favorita de muchos/as.

Su primer papel fue el de Maggie McLean en la película Pit Pony en 1997, cuando ella tenía tan sólo 10 años. En 1999 realizó la serie de televisión del mismo nombre, ganando reconocimiento en Canadá. Posteriormente participó en series como Trailer Park Boys (2001) y Rideau Hall (2002).

Con la película Marion Bridge (2002) debutó en el cine de drama, pero fue con Hard Candy (2005) donde consiguió una considerable repercusión internacional y comenzó a despegar su carrera, siendo parte del elenco de X-Men: The Last Stand unos años después; y en 2007 con Juno, la cual fue incluida por varios críticos de cine en su elección de las mejores películas de ese año.

Estuvo más activa que nunca desde entonces, con papeles más importantes como en Inception (2010), película dirigida por Christopher Nolan. Participó también en To Rome With Love (2012), X-Men: Days of Future Past (2014) y Freeheld (2015), entre otras.

Para este año, Ellen protagoniza la nueva producción original de Netflix, Tallulah, de Sian Heder, que se comparó con la cinta Juno.

En 2014, Page llamó de nuevo la atención de los medios, pero esta vez no gracias a una interpretación cinematográfica: durante la conferencia sobre los derechos de la comunidad LGBT en Las Vegas, dio a conocer su homosexualidad, convirtiéndola en una reconocida activista por los derechos de dicha comunidad y en una de las figuras lésbicas más influyentes de Hollywood.

Por: Fabiola Rocha González.