Con el final de los Juegos Olímpicos tan reciente, recordemos ocasiones en que se consiguieron pocas medallas por parte de la delegación de México.

Hace 20 años, en Atlanta 1996, fue la última ocasión en que únicamente se consiguió una presea de bronce, por parte del marchista Bernardo Segura en la prueba de 20 km. Lo mismo ocurrió tres veces antes: Tokio 1964, Roma 1960 y París 1900.

Con el nuevo siglo, arrancó una de las mejores épocas para el deporte nacional, pues la justa con menor cantidad de medallas conseguidas fue Beijing 2008 con tres, aunque fue en la única que se lograron dos oros.

La disciplina encargada de esto fue el Taekwondo, con María del Rosario Espinoza y Guillermo Pérez Sandoval. Paola Espinoza y Tatiana Ortiz se adjudicaron un bronce en clavados sincronizados, en esa misma edición.

Por otra parte, Londres 2012, se convirtió en la mejor actuación fuera de territorio nacional con un total de siete medallas.

La selección mexicana de futbol se llevó el único metal dorado para nuestra delegación, mientras que Iván García y Germán Sánchez, Paola Espinoza y Alejandra Orozco (Clavados sincronizados) y Aída Román (Tiro con arco) consiguieron plata.

Mariana Avitia (Tiro con arco), Laura Sánchez (Clavados) y María del Rosario Espinoza (Taekwondo) ganaron bronce.

Muy similar fue la participación en Sidney 2000, esa vez se cosecharon seis metales.

Soraya Jiménez dio una histórica medalla de oro en Halterofilia, Noé Hernández (Marcha 20 km) y Fernando Platas (Clavados) lograron plata y Joel Sánchez Guerrero (Marcha 50 km), Christian Bejarano (Box) y Víctor Estrada (Taekwondo) bronce.

Atenas 2004 supuso la única olimpiada del nuevo milenio en la que no se ganó ninguna presea dorada.

La decepción más grande fue la plata de Ana Gabriela Guevara, en los 400 m planos, a pesar de que difícilmente volveremos a ver un deportista con tal dominio, en una prueba de atletismo.

Belém Guerrero fue una agradable sorpresa, pues logró un segundo lugar en ciclismo y Óscar Salazar hizo lo propio en Taekwondo, mientras que su hermana Iridia se quedó con el bronce en la misma disciplina.

Por: Gerardo Guillén.