1

El martes 13 es una de las fechas más temidas por los supersticiosos. Tal vez te haya pasado que saliste con alguien que es más que extraño, tal vez caminas a su lado y se encuentran una escalera, por supuesto, no pasará por debajo jamás. Esta y muchas historias podríamos escribir tú y yo en este artículo y nos faltaría espacio. Lo cierto es que si no sabes de dónde vienen estas creencias, aquí te decimos de dónde son.

El temor que algunos parecen tener este día tan raro parece ser tan antiguo como la existencia del humano misma. Leyendas históricas, creencias religiosas y mitológicas se entrelazan y como resultado nace el temor al martes 13.

Quizá te interese:
 The Simpson Day CDMX, el 15 de abril en el Deportivo SME Villa Coapa

En México este día, las supersticiones tienen más fuerza que cualquier otra a pesar de que no hay ninguna evidencia científica de que el martes 13 sea un día en el que las desgracias abundan.

En las sociedades griega, española y latinoamericana, la costumbre de temerle al martes 13 se trasladó al viernes 13 y en la italiana se toma el viernes 17 como día de mal agüero.

Puntos que coinciden con la teoría de las superstición

  • Trece eran los asistentes a la Última Cena de Jesucristo: doce apóstoles y Jesús. Judas sería el número 13 por considerarse el traidor entre ellos.
  • En la religión judía, en la Kabbalah, se menciona a 13 espíritus malignos.
  • El capítulo 13 del Apocalipsis nos relata de la bestia de siete cabezas.
  • El Tarot no se queda atrás. La carta que se asocia a la muerte lleva el número 13.
  • Si de mitología nórdica se trata, Loki, el dios del mal, es el decimotercer invitado a una cena de dioses.
¿De dónde se cree que nace?

A finales de la Edad Media combinaron el día 13 con la idea de que el planeta Marte que era conocido como “el pequeño maléfico”. Este representaba al dios de la guerra y por ende, era el presagio de la destrucción, la sangre y la violencia.

La caída de Constantinopla el martes 29 de mayo de 1453, juega un papel importante en la teoría de donde nace la superstición, ya que hay quienes creen en la leyenda que dice que un martes 13 se produjo la confusión de lenguas en la Torre de Babel.

¿Cuáles son las supersticiones más comunes?

Martes 13 está inundado de leyendas históricas, creencias religiosas y mitológicas, pero hasta ahora, no existe evidencia de que sea el peor día del año, aunque hay mucha gente que lo cree así, entérate de las razones.

  • El gato negro: No lo niegues, seguro conoces a alguién que en pleno siglo XXI piensa que encontrarse con un felino de pelo negro es una señal de mal augurio. En el pasado, era muy bien visto, por ejemplo en Egipto, ya que toparse con un hermoso animal de dicho color, era una buena señal, pero la Iglesia católica lo consideró un indicio de la presencia del diablo e incluso difiere en muchos países al creer que da buena suerte si se te acerca y mala suerte si camina alejándose de ti.
  • Paraguas bajo techo: Esta es de esas que permaneció desde que existe el paraguas. Esta creencia empezó en el siglo XVIII en Inglaterra. Cuando se extendió el run run de que abrir un paraguas bajo techo (dentro de casa) es tentar a la mala suerte. Lo más interesante es que la gente creía que quien lo hacía moría ese mismo año.

Ahora bien, ¡Ya la tiraste! Los que dicen que saben de ello, recomiendan como “antídoto”, arrojar una pizca de sal por encima del hombro izquierdo.

  • Pasar por debajo de una escalera: Los triángulos han sido tradicionalmente símbolos sagrados. Por ello, sin dar más vueltas, se considera un sacrilegio y una mala acción cruzar la escalera.
  • Romper un espejo: Esta es un clásico, recuerdo que hasta en la escuela si algùn artilugio con espejo se rompía, era el acabose total.

En la antigüedad, el espejo se usaba en las artes adivinatorias, y se dice que se rompían cuando no querían mostrar un futuro aterrador. Por esta razón se supone que un espejo roto trae consigo siete años de maldición.

  • Tirar la sal: Considerada símbolo de amistad y durabilidad, el tirar algo de sal por accidente está considerado como un mal presagio para esa amistad o vínculo.

¡Listo! Tienes la información necesaria para crearte un criterio propio 😉

 

Por: Azenet Folch. 

1