La Ciudad de México es una de las urbes más grandes del mundo y aunque mantener el orden es una tarea que recae directamente sobre las autoridades y sus recursos, es también trabajo de los ciudadanos denunciar los actos criminales o que encontramos fuera de la ley, para que sean evaluados y manejados por las personas correspondientes.

Una de las opciones que tenemos hoy en día es la denuncia anónima telefónica. Ésta fue implementada por el Gobierno de la Ciudad de México a fin de tener un mecanismo de atención ciudadana oportuna, eficaz, y que preserve la seguridad del denunciante. Gracias a esto se pretende incentivar la participación ciudadana en materia de seguridad pública.

Para la Ciudad de México, el número telefónico para la denuncia anónima es el 5208 9898, el servicio se encuentra disponible todos los días de la semana, las 24 horas. En la llamada se solicita una serie de datos referente al suceso, entre los que se pide describir la apariencia y posible afiliación de los responsables, tipos de armas, vehículos, así como la narración de los hechos. Se pueden denunciar asaltos, extorsiones y actividad sospecha, así como venta de narcomenudeo.

Las denuncias son canalizadas a los departamentos correspondientes para iniciar las averiguaciones pertinentes, con el fin de esclarecer todos los casos. El programa de denuncia anónima es resultado de varias reuniones de la Procuraduría con representantes de los comités vecinales, quienes expusieron sus argumentos para no denunciar, entre los cuales destacó la inseguridad de proporcionar sus datos personales.

Por: Daniel Arturo Pérez Rivera