A veces, sólo para estar seguros, nos da curiosidad tirar el teléfono a una distancia moderada o mojarlo un poco sólo para comprobar si es tan resistente como te lo venden.

Si el experimento sale mal,
habríamos tirado miles de pesos a la basura
sólo por una estupidez.

Por fortuna, existen canales de YouTube como los de TechRax, que desde 2011 se encargan de destrozar aparatos en las formas más creativas con tal de saciar nuestra curiosidad y poner a prueba la dureza de los aparatos.

En el caso específico de los iPhones, uno de los experimentos más recientes de estos chicos involucró cubrir un teléfono con pasta de dientes, meterlo al congelador toda la noche hasta convertirlo en un bloque multicolor y al día siguiente, derretirlo con soplete para liberar al aparato.

 Por increíble que parezca, el iPhone todavía funcionaba.

En otros experimentos menos “benévolos”, se deslizó un iPhone 7 a través un aplanador de láminas de metal.

Esta prueba, aparte de causarle un ataque cardiaco a cualquier fanático de Apple, sólo descubrió lo obvio: un iPhone aplastado como tortilla e inservible.

Eso sí, hacer trizas el iPhone al menos sirve para ilustrar que nunca debes perforar la batería, ya que al presionarla con la aplanadora de metal el acido liberado sobrecalentó el aparato y liberó humo que podría ser tóxico, así que ten cuidado con tus experimentos caseros.

Así que, si planeas hacer locuras con tu iPhone por el bien de la ciencia, date una vuelta por YouTube sólo para comprobar si alguien más ya se te adelantó.

En ActualMX recomendamos que
NO realices ninguna de estas prácticas en casa ni en ningún lugar.

Por: Arturo Rivera.