Debido a la elevada contaminación ambiental y a las medidas de contingencia que se han tenido que tomar en la Ciudad de México y, en consecuencia, a las medidas que han tenido que implementarse para reducir los riesgos de salud y para estabilizar el ambiente, y las cuales son responsabilidad tanto de los organismos a cargo como de la misma población, el gobierno decidió conformar una comisión denominada Comité Científico-Técnico de Vigilancia sobre la Contaminación Atmosférica de la Ciudad de México.

Este órgano de consulta permanente estará presidido por el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera y el secretario de salud Armado Ahued. Asimismo, recaerá en la Secretaría de Salud y se conformará por 54 integrantes más pertenecientes a diferentes instituciones tanto científicas, universitarias, de salud, como de iniciativa privada entre las que se encuentran algunas como la UNAM, el Politécnico Nacional, la Secretaría de Movilidad y el Centro Mario Molina. De igual  modo, en esta comisión participarán la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y la Administración Federal de Servicios Educativos y el IMSS.

La función de este organismo muldisciplinario será la toma de decisiones sobre la contaminación atmosférica, al igual que servirá para realizar evaluaciones de los niveles de contaminación y las posibles repercusiones que ésta puede ocasionar en la salud de la ciudadanía, así como para establecer tanto medidas de protección como plantear soluciones que disminuyan su impacto en la población y garanticen la salud pública. Sin olvidar, las campañas para informar y orientar a la población en situaciones de riesgo.

Por: Patricia Arredondo