Google y su inteligencia artificial, son capaces de descubrir exoplanetas a partir de los datos de la misión Kepler. Algo que el ojo humano no podrá identificar a simple vista.

Sucede que Google, junto a la NASA, en 2017, encontraron un exoplaneta en torno a una estrella, en la base de datos del telescopio Kepler y ya se conocía la existencia de otros siete, la única con el mismo número de planetas conocidos alrededor que nuestro Sol. Es un hecho, que los métodos de búsqueda tradicionales, no son suficientes y los expertos ahora cuentan con un ojo explorador extra ,en la vertiente del buscador más importante del mundo.

 

Quizá te interese:
Google tendrá un control para su streaming de videojuegos

 

Recientemente, una estudiante de la Universidad de Texas utilizó ese mismo algoritmo y encontró con él, dos nuevos exoplanetas, ambos en torno a estrellas situadas en la constelación de Acuario.

Anne Dattilo, junto a Andrew Vanderburg, miembro de la NASA y el ingeniero de Google Christopher Shallue, usaron un protocolo similar, cambiando el algoritmo usado anteriormente. En el pasado 2017, se utilizaron los datos de la misión inicial del telescopio Kepler, mientras que en su caso se han utilizado los de K2, la segunda fase que se puso en marcha en 2013, después de un fallo mecánico de Kepler. Por supuesto, los datos son distintos, por mucho, ya que la nave en K2 y sus movimientos bruscos, lo requirieron de esa forma.

 

Se usó la la inteligencia artificial para analizar los datos de Kepler y K2 de acuerdo a Dattilo en un comunicado de prensa, la uniformidad que representa buscar en conjunto datos y dejando de lado el ruido de los planetas no están alineados correctamente, por lo que se corrigen los que se pierden en la inmensidad del universo, aunque los hallazgos generados con ayuda de la IA deben ser confirmados por telescopios terrestres.

El telescopio de 1,5 metros del Observatorio Whipple del Instituto Smithsonian, en Arizona, y el Telescopio Gillett del Observatorio Geminie, de Hawai, fueron quienes estuvieron involucrados en la búsqueda y el descubrimiento.

Los dos nuevos planetas, bautizados como K2-293b y K2-294b, se encuentran respectivamente en una estrella a 1.300 años luz de la Tierra y otra a 1.230 años luz, ambas en la constelación de Acuario, y serán descritos próximamente en un estudio que se publicará en The Astronomical Journal.

Quizá te interese:
Cancelada la histórica caminata espacial de mujeres de la NASA por falta de trajes

Las modificaciones del algoritmo se usaron con Kepler y K2, hasta ahora, pero podrían ser usadas en el TESS, el sucesor lanzado en 2018, después de que la NASA tomara la determinación de “jubilar” a Kepler, que aunque está fuera de servicio, tiene largo camino por recorrer.

 

 

Por: Azenet Folch