El Instituto Politécnico Nacional se creó en 1936 durante el gobierno del ex presidente Lázaro Cárdenas. Sin embargo, la idea de su creación nació desde 1932. El objetivo era formar un sistema de enseñanza técnica que fuese, en palabras de sus creadores, un motor de desarrollo y espacio para la igualdad.

En el planteamiento del proyecto participaron el licenciado Narciso Bassols y los ingenieros Luis Enrique Erro y Carlos Vallejo Márquez; asimismo, para su realización fueron importantes el entonces senador de la república, Juan de Dios Bátiz y el mismo presidente.

La misión del Politécnico sería apoyar el proceso de industrialización del país, además de ser una institución que brindaría alternativas educativas a todos los sectores sociales, en especial a los más bajos. De ahí su lema La técnica al servicio de la Patria.

La ceremonia en la que se inauguró formalmente, misma en la que se nombró como su director general a Roberto Medellín Ostos, se realizó en el Palacio de Bellas Artes el 20 de febrero de 1937.

Para la estructuración del IPN se reunieron diversas escuelas que funcionaban de manera independiente y que pertenecían a diferentes disciplinas y campos de estudio. Entre ellas se cuentan: la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMyH), la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), la Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA), la Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) y un bloque de escuelas del antiguo Instituto Técnico Industrial (ITI).

Junto con la Universidad Nacional Autónoma de México, el Politécnico es una de las instituciones educativas más importantes tanto del país como de Latinoamérica. Cuenta con 82 sedes académicas en las que se imparten 293 programas educativos a cerca de 160 mil alumnos.

Por: María Carrión.