Un beso, es simplemente la manera más tierna de demostrar afecto, pero también de transmitir enfermedades, como puede ser el Herpes Neonatal, el cual si bien parece que permitir consientan a nuestros hijos es inofensivo, podría tener graves consecuencias en caso de que el que de esos afectos, sea un portador activo de este terrible virus.

Herpes Neonatal: Cuidado con los besos de extraños a tu bebé

Así es, las bacterias, del virus del Herpes Neonatal, podría venir en varias presentaciones. Debes saber que hasta el 67% de la población mundial está infectada con algunos de los dos tipos, VHS-1 y VHS-2 (Virus Herpes Simplex). Esto de acuerdo con la investigación de la Asociación Española de Pediatría.

Quizá te interese:
¿Qué es el herpes y cómo controlarlo?

Ahora bien, el Herpes Simple Neonatal es una infección y los daños causados son a largo plazo tremendamente graves en el organismo del pequeño, por ello el Boston Children’s Hospital dio a conocer los primeros síntomas de la enfermedad:

  • Irritabilidad
  • Ampollas en cualquier parte de su cuerpo
  • Dificultad para respirar
  • Gruñidos
  • Apariencia azul
  • Respiración rápida
  • Ictericia
  • Sangrado

Este padecimiento se divide en tres categorías, a través de las cuales su peligro va cambiando.

  • Infecciones cutáneas localizadas: Aparecen pequeñas ampollas con líquido alrededor de los ojos y la boca.
  • Encefalitis: Inflamación en el cerebro que puede derivar en convulsiones.
  • Infección diseminada: El virus se propaga por todo el cuerpo y afecta múltiples órganos, como hígado, cerebro y pulmones.

El diagnóstico de este padecimiento es oportunamente fácil de detectar por el médico y es probable que envíe a realizar a tu hijo los siguientes exámenes:

  • Cultivo de la piel
  • Cultivo de hisopo
  • Examen de orina
  • Prueba de sangre

Aunque el contagio tal vez fue durante el embarazo, de madre a hijo y lo sepas de cierto, resulta importante que a lo largo todo este proceso no dejes de ir al doctor a que lo revisen constantemente, ya que incluso si el avance de esta infección se propaga a los ojos, podría causar ceguera.

 

 

Por: Azenet Folch