Luego de la fuga de agua en un canal de Xochimilco el pasado 23 de enero, 70 comerciantes y 150 trajineros recibieron un golpe económico; debido a ello el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, informó que se les brindará apoyo.

A propósito de esto, la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDECO) se contactó con la Delegación Xochimilco y con los afectados para ofrecerles un Seguro de Desempleo, una línea de créditos para invertir en la rehabilitación de su actividad económica, y respaldarlos con el Programa de Fortalecimiento a Micronegocios «Yo Te Apoyo».

El lago de Xochimilco tiene un valor histórico importante; en la época prehispánica abastecía a los campos del sur de la ciudad, su extensión llegaba hasta las delegaciones Iztapalapa y Coyoacán, y sus aguas se comunicaban también con el Lago de Texcoco.

Con el paso del tiempo, su extensión se redujo y la calidad del agua cambió, por ello es importante resolver situaciones como la fuga pasada (ocasionada por una grieta de aproximadamente metro y medio de diámetro) la cual tiene afectaciones económicas para las familias que ahí laboran.