Hace 12 años, en el 2005, como una iniciativa de los actores mexicanos Gael García y Diego Luna, los famosos «Charolastras», nació el festival de cine independiente Ambulante.

El propósito de esta muestra es el de promover películas que no llegan a las salas comerciales de cine, con el gran plus de la itinerancia: las películas seleccionadas van de sede en sede por todo el país, e inclusive fuera de él.

Todo toma forma para la edición de este año, puesto que ya se tiene la selección de los filmes que, además de diversión ofrezcan un tema del cual platicar al salir de la función, por lo que se tendrán actividades paralelas a las proyecciones.

Por ejemplo, ahora, además de las ocho películas que conforman el cartel principal, en cada lugar donde haya una proyección de Ambulante se presentarán películas de Ambulante Más Allá, que es un centro de capacitación para los jóvenes que formarán parte de la industria en un futuro no muy lejano.

Dentro de las temáticas que se van a tocar están los conflictos migratorios, no sólo de México, sino de América del Sur y el centro del continente.

También se abordará la problemática ambiental que tenemos que afrontar todos juntos; así como el abandono que suelen padecer los descendientes de africanos en Centroamérica y la invisibilidad por la que pasan las personas de la tercera edad.

Otras adiciones que se irán de gira con Ambulante fueron premiadas en el Festival Internacional de Cine de Morelia, en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato y en FICUNAM. Y tres más que, a pesar de no ser mexicanas, hablan de Tultepec, la lucha libre y de Chavela Vargas.

El programa de Ambulante 2017 es el siguiente:

Al otro  lado del muro (Dir. Pau Ortiz)
Artemio (Dir. Sandra Luz López Barroso)
Batallas íntimas (Dir. Lucía Gajá)
El buzo  (Dir. Esteban Arrangoiz)
Guerrero (Dir. Ludovic Bonleux).
La libertad del diablo (Dir. Everardo González).
Los ofendidos (Dir. Marcela Zamora).
Resurrección (Dir. Eugenio Polgovsk).

Para las sedes, te recomendamos estar al tanto de su página de internet y redes sociales.

Por: Aldo Mejía.