Pensar en cuestión de la industria musical, generalmente remite a los propios artistas, cantantes, músicos y hasta sus representantes; conciertos, firmas de autógrafos, presentaciones por televisión y ahora hasta en vivo, gracias al streaming vía YouTube o similares. Pero rara vez pensamos en aquellos que mediante un trabajo preciso, cauteloso y gráfico, plasman una imagen, dos o tres, quizá unas veinte o más, de nuestro artista favorito, en concierto.

En una de esas, te encuentras con una foto que capturó Fernando Aceves, fotógrafo mexicano que en los últimos 25 años tuvo la fortuna, el gusto y el trabajo de capturar a estrellas que tal vez conozcas, como las bandas Coldplay, Pantera, Red Hot Chili Peppers, Franz Ferdinand, Audioslave, entre muchas (muchas) otras.

Fernando se estrenó como fotógrafo musical en el año 91 (mi generación estaba literalmente en pañales), cuando la gigante de espectáculos OCESA trajo a Billy Joel. En los siguientes años, bandas de gran renombre llegaron a México para cautivar a millones de fans, y fue Fernando quien capturó grandes imágenes de músicos para cualquier gusto: Paul McCartney, U2 y Bon Jovi por un lado, Alicia Keys, Gwen Stefani, Madonna y Shakira, por otro.

Sin duda las fotografías te hacen viajar: vuelves al momento en que se presionó el botón y deseas volver a estar allí, incluso cuando no estuviste. Sobre todo cuando te toca convivir con los grandes nombres que aparecen en tu boleto de entrada al concierto, en la marquesina, en el póster, en fin… Fernando tuvo la oportunidad de conocer y fotografiar a un grande de la música, quien recientemente falleció: David Bowie.

«He hablado muchas veces sobre el encuentro que tuve durante tres días con David Bowie aquí en el DF, y no me canso de hablar porque siempre le encuentro nuevas historias, recuerdo cosas que había pasado de largo», le dijo a Chilango en entrevista, el año pasado.

100616DavidBowie

Imagen: Fernando Aceves Fotografía

«El mirar la propia Ciudad de México a través de los ojos de un artista universal te hace darte cuenta de la obra que existe en el DF, te das cuenta que hay paredes que fueron pintadas por Rivera, por Siqueiros, por O’Gorman. Es increíble cómo un artista de ese tamaño me hizo percatarme de este tipo de lugares, porque uno como chilango en el entorno citadino las pasas de largo», agregó.

Todo el mundo gusta de la música, pero sólo a muy pocos les toca vivirla de la manera que lo hace Fernando. Al visitar su sitio web se pueden revisar las sesiones fotográficas con artistas como Chetes, Los Bunkers, León Larregui y los chavos de Zoe, el duo Visitante y Residente de Calle 13, los de Panteón Rococó, Babasónicos, los Tacubos y en fin, todos los responsables de canciones que tarareamos, cantamos y gritamos en algún momento.

Cuando llegas a la tercera parte de su book online, te das cuenta que necesitas más jazz. Pero lo que más se necesita es que Fernando Aceves siga este gran camino de capturar momentos de nuestros artistas favoritos, los que fueron y los que vendrán.

Por: Alberto Lazo Ponce de León.