México se caracteriza por ser un país pluricultural, tanto por las comunidades autóctonas como por las culturas que llegaron desde distintas latitudes del globo. El caso de la inmigración libanesa trajo consigo muchos rasgos de su identidad, principalmente hablando en términos gastronómicos. El Rincón Libanés apuesta totalmente por la oferta de sus platillos ya que tiene una decoración sencilla pero necesaria para tener un momento de tranquilidad y libre de pretensiones.

Puedes leer un libro o tener una charla amena con uno de sus clásicos cafés o tés sin ninguna preocupación. El dueño es quien atiende personalmente a los comensales y es un gran conocedor de su cultura, por lo que sus recetas se apegan a la forma tradicional de elaboración; el falafel o el taco árabe son obligados si visitas el lugar. Lo mismo ocurre con el café turco que, según expresan sus clientes, es la especialidad de la casa por su aroma y sabor fuerte, además prepararse al momento.

Otro de los puntos destacables del Rincón Libanés son sus postres, en especial, el pastel árabe, los “dedos de novia” o el pastel de dátiles con nuez que tienen un sabor especial que harán que los recomiendes.

Cuenta con mesas en el exterior, para quien guste de fumar un cigarro o bien para quien lleva a su mascota, de hecho no es raro ir y encontrar a alguno de los cachorros del local.

Simplemente este lugar es una de las mejores opciones para pasar una de estas tardes con nubes y conocer la mejor tradición gastronómica del oriente.

···
Rincón Libanés
Dirección: Río Tigris # 68 B. Colonia Cuauhtémoc. Delegación Cuauhtémoc.
Teléfono: 01 55 55 25 19 05.
Horario: 08:30 a 22:30 horas.
Por: Daniel Montes.