WhatsApp llegó desde hace 10 años a nuestros teléfonos móviles. Desde el 24 de febrero del 2009, se convirtió en una de las herramientas tecnológicas más requeridas dentro de la comunicación y del mundo entero. Pero así como tiene muchas cosas buenas, posee su lado oscuro y este es que genera adicción, ¿Lo sabías?

En un principio, WhatsApp sustituyó a los SMS y la comunicación se convirtió en un elemento de interés, pero esto sucedió sólo a nivel personal. Con el tiempo y como era de esperarse, la comunicación fluctuó de ser entre personas de a pie, para saltar a ser una herramienta empresarial. Incluso me atrevo a decir que dejó de lado un poco a la radiocomunicación de dispositivos portátiles como los Yaesu, Motorola, Icom y más.

La realidad es innegable, los seres humanos somos sociales por naturaleza, pero, ¿Que sucede cuando excedemos esta línea tan ligera entre lo normal y lo que no lo es?

 

Quizá te interese:
WhatsApp tendrá nueva versión para Android

 

Según datos de 2018, su número de usuarios era de mil 500 millones.

Erika Villavicencio, coordinadora de psicología organizacional de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, afirmó que hay una discusión sobre si su uso intensivo es una adicción.

No se encuentra en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), pero por recientes estudios y los síntomas detectados sí podría tratarse de una adicción a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), dijo.

WhatsApp tiene ya 10 años en el mercado de las apps, esta es una de las aplicaciones de mensajería más usadas, pero ¿Sabes si eres adicto a ella?

Si detectas algunos de estos síntomas, más vale que tomes cartas en el asunto:
  • El tiempo en mayor medida que dedicas a esta aplicación
  • Mentir sobre cuánto es que estás conectado
  • Presentar alucinaciones o vibración fantasma (creer que se reciben notificaciones cuando no es así).
  • Descuidas las horas de sueño y/o el cuidado personal
  • No te alimentas bien a causa del exceso de horas de conexión
  • Pierdes relaciones interpersonales
  • Mantienes dicha conducta a pesar de las consecuencias negativas.
Al avanzar a dependencia del uso del app, se presentan estos síntomas:
  • Aislamiento
  • Baja tu rendimiento escolar o en el empleo
  • Recibes quejas de gente cercana por conectarte constantemente
  • Padeces ataques de ansiedad cuando no tienes acceso a internet o la batería está por terminarse
  • Intentas limitar el uso del app en vano
  • Al no revisar el celular, la persona presenta síndrome de abstinencia
  • Presentas malestar emocional, que se proyecta en conductas disfóricas
  • Insomnio
  • Irritabilidad
  • Aburrimiento
  • Soledad
  • Ira
  • Nerviosismo
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Fatiga
  • Alteraciones de concentración y memoria
  • Alto reforzamiento porque el cerebro recibe una sensación placentera al usar la red

Al presentar estos síntomas, tu problema, ya se convirtió en una adicción y es innegable. La negligencia y falta de autocontrol, acompañado de intolerancia, además de una necesidad de dosis cada vez mayores para obtener los efectos deseados, son señales de que necesitas ayuda.

WhatsApp tiene ya 10 años en el mercado de las apps, esta es una de las aplicaciones de mensajería más usadas, pero ¿Sabes si eres adicto a ella?

Villavicencio Ayub, refirió que esta dependencia en los jóvenes avanzó ya a niveles alarmantes; incluso ya existen registros de muertes vinculadas con el uso excesivo de la aplicación en diferentes partes del mundo.

Un ejemplo claro, es el incremento de la tasa de accidentes vehiculares debido a que los conductores se distraen al atender los mensajes. Otro muy conocido es el de los peatones al cruzar las calles mientras contestan el chat.

 

Quizá te interese: 
WhatsApp: Está seguro y usa tu huella para desbloqueo del app

 

Por su parte, empresas han prohibido el uso del teléfono móvil debido a su bajo desempeño de personal, al usar el app. En las escuelas, ni hablar, ya que dicha dependencia se ha vuelto un severo problema ya que los jóvenes son los principales adictos.

¿Cómo solucionarlo al detectarlo?

El primer punto es acudir con un profesional, para recibir un diagnóstico certero y establezca un tratamiento.

La terapia cognitivo-conductual, al inicio de la adicción, es de vital importancia. En el caso de ser  avanzada, es necesario un tratamiento mixto (farmacológico y conductual), indicó el experto, Villavicencio Ayub.

 

 

 

Por: Azenet Folch