Ahora puedes adornar tus ojeras sin necesidad de perforarlas con este sencillo dispositivo conocido como ear cuff: accesorios tipo aretes que se enganchan no sólo en el área del lóbulo, sino también el cartílago de la oreja. En ellos puedes lucir al estilo rocker, coqueta o elegante.

Esta tendencia apareció en el mundo de la joyería en la década de los años 80, cuando se utilizaron como símbolo de rebeldía e identidad en la escena grunge; los trajo al presente Jean Paul Gaultier en sus pasarelas.

Orejas

Commons

Para lucir mejor este accesorio sólo lleva uno y recoge tu pelo, para que sea más vistoso; o lleva el cabello suelto, pero guárdalo detrás de tu oreja para mostrar los pendientes. Combinan con todos los estilos, desde el más relajado hasta más elegante.

Elige entre los distintos modelos: alas de ángel, flechas, plumas y flores. Copia el estilo de las famosas artistas Cara Delevinge, Kate Moss, Emma Watson y Keira Knightley.

El ear cuff se ha convertido en un accesorio más en estos días y lo mejor es que le da estilo a  tus orejas sin dolor y sin dejar marcas en ellas o con daños debido a las perforaciones.

Por: Nadia Juárez.