El Barrio de La Lagunilla y especialmente su tianguis dominical se remontan a los inicios del Siglo XX y aunque tuvo varios escenarios, actualmente se ubica sobre la Calle López Rayón, de Ignacio Allende hasta Manuel Doblado y al norte, hasta la Avenida Paseo de la Reforma.

Lo que caracteriza a este particular tianguis es la venta de antigüedades y las famosas “chacharas” que a falta de una definición exacta, podemos referir que son cualquier tipo de objeto de segundo uso.

En un puesto, por ejemplo, ofrecen motores de licuadora oxidados a lado de juguetes desgastados de los Looney Toons y bolsos de mano de diferentes diseños.

En otro hay una pequeña colección de autos Hot Wheels,
una radio analógica, discos de acetato, lámparas de tocador, un mueble desgastado, libros apilados, etc.

Lagunilla

Commons

El gusto por “chacharear” no es exclusivo de ningún grupo de personas, de hecho, el escritor Carlos Monsiváis solía pasar gran parte de sus fines de semana en la búsqueda de antigüedades, que bien hoy son parte de la colección del Museo del Estanquillo.

Por otro lado, entre sus asistentes hay muchos conocedores de arte o historia quienes siempre están a la caza de objetos que, según aseguran algunos, llegan a los miles de pesos de valor.

Cuando vayas no será extraño encontrar tanto a nacionales como a extranjeros, pues la fama de La Lagunilla trasciende a tal grado que asisten de cuatro a seis mil compradores cada fin de semana.

Es un lugar para descubrir curiosidades, conocer historias, y empaparte de anécdotas. Ve, quizás encuentres ese juguete que te transporte a una época especial de tu infancia, una figura que te recuerde a un ser querido, las primeras ediciones del disco de tu banda favorita, la prenda de tus sueños (que nunca has encontrado en las tiendas) en fin:

Todo un mundo por descubrir.

Tianguis de La Lagunilla

Dirección: Calle Bocanegra S/N. Colonia Centro. Delegación Cuauhtémoc. C.P. 06020. Ciudad de México.

Por: Daniel Montes.