¿Te imaginas adaptar un cuarto de tu casa para poner un bar, que cubra todas las necesidades de tus amigos?

¿Decorarlo, ambientarlo y hasta colocar un tubo, por si alguien ocupa?

¿Convertir tu casa en el lugar perfecto para precopear o para hacer after parties y servir tragos e inventar bebidas?

Esto fue lo que hizo Charly y durante nueve años, aproximadamente, sus amigos disfrutaron de un bar Debarbas (gratis).

Mood: Divertido, nocturno, casual.

Eventualmente, la gente le pidió a Charly que lo hiciera oficial y abriera un local en la Ciudad de México. Por supuesto, no podía ser un lugar cualquiera.

La mayoría de los bares sirven botana y descuidan su oferta de bebidas, para vender cantidad en lugar de calidad. Charly quería algo diferente. Un lugar en el que la gente pudiera sentirse como en casa, disfrutar una buena cena acompañada de una copa de vino o cerveza artesanal. Así fue como nació Debarbas, un bebedero gourmet.

Debarbas

Facebook Debarbas

El servicio en Debarbas es relajado pero puntual. En un inicio, se trataba de un lugar muy pequeño en la calle Nueva York, en la Nápoles: primera sucursal que resultó íntima, segura, romántica e ideal para pasar una increíble velada tanto a solas, con un buen libro y la excelente música o muy bien acompañado de amigos y seres queridos.

Poco a poco fue necesario ampliarse y es así como se abrió una nueva sucursal en la calle Pennsylvania.

El mejor ambiente empieza entradas las 22:00 horas y en escena puedes apreciar de todo: un par de amigos que sufren por amor, un grupo de señoras que disfrutan una variedad de copas de vino y platica, una pareja que charla sobre su día y bebe diferentes marcas de cerveza artesanal, músicos en la terraza, un DJ en el salón principal… ¡De todo!

Su menú es una fusión de gastronomía mexicana y mediterránea. Tiene un toque casero y creativo que permite que las propuestas únicas, como los esquites hechos con pulque y las tostadas de atún o los postres hechos personalmente por la mamá de Charly, se queden impregnados en tu alma para siempre.

Debarbas

©ActualMx/Daniela Fuentes Figueroa

La oferta de cerveza artesanal es inmensa y supervisada personalmente por el jefe, quien se preocupa por brindar el mejor maridaje para sus invitados. Por su parte, el vino en carta es principalmente mexicano y hay para todos los gustos.

En Debarbas, el ambiente es muy importante. La música es seleccionada de manera particular para permitirte platicar, comer, beber y disfrutar sin necesidad de gritar o pedir que le bajen al volumen.

Funk, jazz y blues se apoderan de la escena, aunque nunca falta el toque electrónico para que tus pies no pierdan el ritmo bajo la mesa.

La decoración también es una fusión de estilos hippie, bohemio, moderno, rústico y casual. Hay una Virgen de Guadalupe que observa la evolución de Debarbas desde que era sólo una habitación en la casa de Charly.

Hay mesas altas, mesas bajas, sillones, un espacio tipo bar y la terraza, para sentir el aire citadino y disfrutar la velada al máximo.

Debarbas tiene un rincón para todos, uno de los pocos lugares en Ciudad de México que puedes hacer completamente tuyo; es uno de esos espacios que tienes que probar aunque sea una vez en la vida.

Querrás regresar, es una promesa.

Debarbas
Dirección: Pennsylvania 206. Colonia Nápoles. Delegación Benito Juárez. C.P. 03840. Ciudad de México.
Horarios: Lunes a miércoles, de 13:00 a 00:00 horas.
Jueves a sábado, de 13:00 a 02:00 horas.
Domingo, de 13:00 a 22:00 horas.
Teléfono: (55) 1107 8201.
Consumo promedio: $ 150.

Facebook 

Twitter 

Instagram 

Por: Daniela Fuentes Figueroa.