Graffiti. Pinturas. Arte. Sátira. Incógnito. Todo lo anterior puede describir a Bansky, un individuo del cual se desconoce casi todo, menos que es de origen inglés y un maestro del aerosol.

El hombre combina un negro humor con elementos universales y de la cultura popular, que plasma en espacios públicos y a la intemperie para deleite de uno, y de todos.

Comenzó como artista de graffiti entre 1990 y 1994. Trabajó en la técnica de esténcil, que utiliza plantillas con dibujos o patrones, con otros artistas como Kato, Tes, Nick Walker, Inkie y 3D, todos de la escena underground de Bristol, Inglaterra.

En este tiempo conoció al fotógrafo Steve Lazarides, quien comenzó a publicar y vender los trabajos de Bansky y pronto se volvió su agente. En 1997 el artista creó su primer mural, The Mild Mild West, que presenta a un oso animado con una bomba molotov y a tres policías con escudos que caminan hacia él.

Así comenzó a conocerse su obra por toda Inglaterra, pues sus graffitis siempre conllevaban mensajes anti guerra o anti capitalismo, con figuras recurrentes de niños, ancianos, osos, ratas, simios, policías con variaciones de obras y personajes famosos.

Destacan la alteración del Water Lily Pond de Monet, al que agregó conos naranjas de tránsito y carritos de supermercado, a modo de desechos; la variación del Nighthawks de Edward Hooper, muestra a los comensales del café mientras miran cómo un jugador de futbol, que anda sólo con calzoncillos, acaba de tirar un objeto contra el cristal; Bansky of England, reemplazó la cara de la reina en el billete de 10 libras, con la de la difunta princesa Diana de Gales.

Bansky

Recreo Viral

Ya con los ojos de la Gran Bretaña sobre él, las estrellas de Hollywood voltearon para contemplar y hasta comprar su arte: Christina Aguilera adquirió un original de la obra Queen Victoria as a lesbian, que mostró a la monarca con sus partes privadas sobre la cabeza de una mujer. Esto le costó a Aguilera 25 mil libras.

Bansky después pintó a la súpermodelo Kate Moss en el estilo de la Marilyn Monroe de Andy Warhol, obra que se vendió en una subasta de Sotheby’s por 50 mil libras.

Además de sus famosas pinturas, Bansky decidió entrar al mundo del cine en 2010 con el filme Exit Throught the Gift Shop, cinta que cuenta la historia de un inmigrante francés que adora el arte callejero y que contó con la participación de Mr. Brainswash. Para este proyecto creó 10 piezas por varias zonas de Park City y Lake City.

De agosto a septiembre de 2015, Bansky montó el parque temático Dismaland, una parodia siniestra de Disneyland, donde se exhibieron 10 nuevos trabajos originales, así como obras de otros 58 artistas.

Por: Alberto Lazo Ponce de León.