Viajar implica mucha planeación y algunos gastos ¿a poco no estaría genial ahorrarte por lo menos el hospedaje? Bueno, precisamente con esa idea fue que nació el CouchSurfing, una red de viajeros comprometidos a ayudarse entre sí, prestando el sofá de la sala para que otros peregrinos puedan hospedarse por algunos días, antes de buscar el próximo sillón.

CouchSurfing es el término que describe la actividad que podría traducirse como «surfear entre sillones”, pero es también el nombre oficial de la red en internet que mediante su página web permite conectar a viajeros de todo el mundo.

CouchSurfingEl proceso es en realidad bastante simple: te registras en la página y te describes como anfitrión y/o como viajero.

Si decides ir en búsqueda de la aventura, puedes ponerte en contacto con algún host para afinar los detalles (cuándo, cuánto tiempo) y utilizar la experiencia de dormir en un sillón para conocer el mundo también a través de otras personas.

Por supuesto, la seguridad tanto de viajeros como anfitriones es un tema importante, por lo que la página de CouchSurfing recomienda y alienta la amabilidad entre todos los usuarios.

También se sugiere reportar todas las malas experiencias por más mínimas que parezcan (¿qué tal que el anfitrión tiene 15 gatos en su casa y tú eres alérgico?), de modo que todos los usuarios estén previamente advertidos.

Existen algunas funciones extra de la página, como el contactar a otros surfers locales para que te ayuden a conocer el lugar aunque no te hospedes con ellos.

El sitio también organiza eventos y reuniones.

Así que, si quieres una nueva experiencia de viaje y te sientes valiente, ¿por qué no intentar dormir en un sillón? Puede ser el inicio de una gran amistad y una grata experiencia.

Recuerda llevar un pequeño regalo para tu anfitrión para asegurarte una buena reseña.

Por: Daniel Pérez.