El compromiso policiaco de la CDMX cumple su tarea de proteger a la población con más de 80 mil elementos y un modelo único de mando concentrado, que ahora se quiere llevar a otras entidades del país por sus resultados.

En el marco de la celebración del Día del Policía, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México destacó que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública local (SSPCDMX) protegen a alrededor de 16 millones de personas que conviven en la metrópoli, resguardan embajadas, así como diversas instalaciones del Gobierno Federal.

“Es una policía que no tiene comparación, porque en la Ciudad de México, afortunadamente no necesitamos de la presencia del Ejército patrullando nuestras calles, la Marina o la Policía Federal; pero mucho hay que reconocerle a las Fuerzas Armadas por la labor que realizan en otras entidades”, agregó.

Al referirse a la labor de seguridad que llevan a cabo las fuerzas federales en otros estados de la República, el Jefe de Gobierno señaló que su regreso a los cuarteles debe ser paulatino.

«Contrario a lo que se podría decir, de manera apresurada, yo creo que el regreso a los cuarteles debe de ser gradual y debe ser una vez que se haya construido policía, porque nuestro país se olvidó de construir policía. Así que no se le puede achacar al Ejército, ni toda la violencia, ni todos los muertos, de ninguna manera», apuntó.

Finalmente, el mandatario capitalino anunció que continuará la mejora de las condiciones laborales de los elementos de policía con ascensos y entrega de equipamiento. Sentenció que el cambio en el Sistema de Justicia Penal representa un reto para la policía, pues el número de reclusos se redujo de 42 mil a 32 mil personas, que afrontará con la mejor de las actitudes.