A partir de los 25 años, la producción de colágeno empieza a disminuir en nuestro cuerpo, lo que representa la pérdida paulatina de resistencia y elasticidad de nuestros tejidos.

Para quienes desean lucir bien conforme avanza la edad, pero también quieren prevenir enfermedades y tener una buena calidad de vida, los nutricosméticos son la mejor opción, pues su formulación actúa desde dentro hacia afuera, ofreciendo resultados efectivos.

En recientes años el mercado enfocado a belleza y bienestar, ha estado creciendo potencialmente en productos de nutricosmética, ofreciendo un sinfín de combinaciones y de cócteles según las necesidades personales, por ejemplo, para disminuir la caída del cabello, mantener la firmeza de la piel o para mejorar la silueta, sin embargo, entre los más populares se encuentra el colágeno hidrolizado por los múltiples beneficios que esta proteína representa para el cuerpo.

 

Quizá te interese:
Las únicas formas de eliminar las cicatrices y marcas de acné

 

El colágeno es una de las proteínas más abundantes en el organismo y está constituido por cadenas de aminoácidos que aportan resistencia y flexibilidad a huesos, tendones, ligamentos, cartílagos, piel, músculos, vasos sanguíneos, córnea, dientes, encías y al cuero cabelludo. Sin embargo, a partir de los 25 años, por proceso natural, su producción va disminuyendo en su función estructural, es decir,  a nivel de la dermis y del ácido hialurónico, que es responsable de la hidratación de la piel y mucosas. Por ello, el cutis empieza a perder brillo, elasticidad y firmeza.

Aunque el colágeno se halla en alimentos como el pollo, pescado, carnes rojas, soja, gelatina, etc.,  bajo esta fuente se presenta como una molécula muy grande que no se absorbe con facilidad, por lo que la alternativa más eficaz para contrarrestar la pérdida natural de esta proteína son los suplementos.

Una de las mayores ventajas de consumir colágeno hidrolizado es que permite que los nutrientes lleguen a todos los rincones del organismo para actuar de forma sistémica, a diferencia de los productos tópicos que trabajan de forma local.

Sin embargo, de acuerdo con Liza Cukiert, directora de la Clínica de Belleza de Silvia Strauss, es importante tomar en consideración al elegir un suplemento de colágeno dos cosas, principalmente:

La calidad del colágeno: sin darnos cuenta  a diario consumimos muchos alimentos procesados, llenos de aditivos y colorantes, por lo que es necesario evitar fuentes artificiales o azúcares añadidas, ya que no aportan ningún beneficio para la salud. Además, es importante que incluya en la fórmula antioxidantes porque multiplican su efecto.

Elegir un suplemento en polvo y con buen gramaje, es un elemento tisular para que el estómago y el intestino delgado puedan absorberlo con mayor facilidad.

El colágeno Hidrolizado de Silvia Strauss®, nutrióloga clínica y pionera en México de esta proteína en polvo, que es el único que contiene ácido hialurónico y elementos de origen natural, antioxidantes como el Acai Berry, Té verde, vitaminas y Omegas 3 y 6, que ayuda a prevenir los signos de la edad, así como a fortalecer los huesos y cartílagos del cuerpo. Está libre de aditivos, colorantes, parabenos y grasa.

 

Quizá e interese:
Fibra: Rejuvenecer de adentro hacia afuera

 

“El que un nutricosmético cuente con las características antes mencionadas, junto con su alto nivel de seguridad y tolerancia, hacen que éste sea adecuado para tomar a largo plazo, ayudando a prevenir y bajo recomendación médica, para tratar enfermedades crónicas degenerativas como osteoporosis y artrosis, así como, retrasar las señales de envejecimiento, suavizar líneas de expresión y fortalecer el sistema inmunológico, con la simple ingesta  diaria 10 gramos”, enfatizó Cukiert.

Finalmente si se desea reforzar a nivel tópico (cosméticos), se recomienda verificar su pureza y que tenga un peso molecular bajo para que pueda penetrar en la piel y ejercer sus funciones de sostén y reparación celular, subrayó la experta.

 

 

Por: Lilia Cardona