El empresario francés Christian R. Fabre dirige una de las empresas textiles más importantes de la India: Fashions International. Quizá el nombre de la compañía no sea familiar para muchas personas, pero es proveedora de ropa y artículos de tapicería para las marcas Kenzo, Lee Cooper, Catimini y Haggar.

El tamaño del negocio cuenta con 35 plantas de producción, donde trabajan 60 mil empleados, mismo número de personas que laboran en el gigante Google alrededor del mundo.

Por si fuera poco sus ganancias anuales suman 40 millones de dólares, de los cuales el 56 % (22,400,000 dólares) es repartido por medio de bonos de productividad y antigüedad entre los trabajadores de la firma, desde el jardinero o el chofer hasta los directivos son los mejor pagados de ese país.

Pero su director ejecutivo sólo recibe 200 dólares al mes para sobrevivir, ya que desde hace años se convirtió al hinduismo y adoptó el nombre de Swami Pranavananda Brahmendra Avadhuta; por eso apenas usa una túnica para cubrir su cuerpo cuando sale a la calle o viaja a París a realizar negociaciones. En su pequeño departamento prefiere andar desnudo.

Sus únicos objetos de valor son los altares de oro de los dioses hindúes y su computadora, con la que vive al pendiente de los negocios como le recomiendan sus guías espirituales. Así alterna sus meditaciones con las sesiones en Facebook, Twitter y LinkedIn.

Por: Adriana Cópil.