Con la ola creciente de nuevos establecimientos que invaden la colonia Condesa, la Cantina Bar Montejo es un resguardo de las épocas que están por terminar. Este es un lugar de puerta giratoria, lámparas y vitrales de la cantina tradicional. También es una pieza de Yucatán en la capital, donde el cliente pone la conversación y el ambiente, mientras que el establecimiento se encarga del servicio con todo y fichas de dominó incluidas.

Al tratarse de un local con tres pisos, la oferta gastronómica es muy basta aunque centrada en la cocina yucateca. Paella, carnitas o pancita, así como todas las variables de cochinita pibil, o platillos como pavo en escabeche son algunos de los antojos para aquellos que desean un bocadillo y un trago de cerveza, en particular de la marca Montejo que da nombre al lugar.

Para aquellos que buscan sabores más específicos, se ofrece el licor de miel xtabentún o panuchos papadzules Uno de los entremeses favoritos de los clientes es la botana de frijol con puerco. El menú se mantiene fiel a sus raíces desde que se fundó el lugar hace 28 años, incluso la señora Chela es la misma que ha preparado la cochinita desde entonces.

El local es muy popular en la zona y es uno de los restaurantes predilectos de los oficinistas que trabajan por el lugar; no existen reservaciones, así que lo mejor para planear la visita es llegar temprano en la tarde para evitar las filas. Los fines de semana el ambiente es más familiar. Se encuentra ubicado en la calle Benjamín Franklin 261, colonia Condesa.

 

Por: Daniel Arturo Pérez Rivera