El pasado 7 de diciembre, la Ciudad de México consiguió el primer Bono Verde emitido en América Latina por un monto de mil millones de pesos con una tasa flotante a cinco años como resultado de su compromiso en el combate al Cambio Climático y la fortaleza en sus finanzas.

En esa tesitura, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, acudió este jueves a la ceremonia sobre la emisión de este bono dirigido, exclusivamente, a proyectos sustentables, previamente certificados, que tendrán un beneficio en la reducción de contaminantes.

Con los fondos generados en esta emisión se iniciarán obras y proyectos en sectores como transporte, agua potable y manejo de aguas residuales, así como energía renovable y conservación de la biodiversidad.

A través de éstos, la administración capitalina realizará obras con un impacto de reducción de contaminantes que forman parte del Programa de Acción Climática 2014-2020, el cual busca disminuir 10 millones de toneladas de CO2.

Las principales labores que se llevarán a cabo son la construcción de dos plantas de bombeo y laguna de regulación en la delegación Iztapalapa y una más en la delegación Tláhuac; reposición de ocho pozos de agua potable y obras para solucionar encharcamientos en la ciudad; rehabilitación, modernización y operación de la infraestructura del alumbrado público.

Así como refinanciamiento de proyectos ya existentes como la construcción de la primera etapa de la Línea 5 del Metrobús, que correrá de Río de los Remedios a San Lázaro; adquisición de cuatro trenes para el tren ligero y mejoras en el servicio para el Sistema de Transporte Colectivo.