A veces pasa que el jefe toma una decisión extraña y aunque tú no estás de acuerdo, tampoco te animas a expresarlo porque desconoces la opinión de los demás. Justo para eso existe Blind, una aplicación destinada al espacio laboral para compartir todo lo que quieras de forma anónima.

Blind funciona de manera similar a servicios como Slack, que mantienen conectados a los miembros de un equipo de trabajo; pero es de forma extraoficial y se presta incluso para chismear un poquito.

Imagina que es algo así como el garrafón de agua o el espejo del baño donde se reúnen los empleados a conversar un poco, pero en forma virtual.

Lo más interesante de Blind es que la participación se da de manera completamente anónima. Siéntete libre de hacer esa pregunta de novato que tanto te molesta, sin el temor a quedar en ridículo.

Por otro lado, la aplicación sirve para realizar encuestas e incluso develar algunos temas complicados en torno al ambiente laboral. Por ejemplo, hacer un sondeo que verifique si los empleados están de acuerdo con su salario.

De hecho, esta aplicación funcionó como vehículo para que las empleadas de Uber se compartieran sus casos de acoso sexual dentro del trabajo, una vez que la ingeniera Susan Fowler hizo pública su experiencia propia en una entrada de su blog.

Otras empresas como Amazon o Microsoft también usan Blind; ofrecen a sus trabajadores un espacio en el que se sientan libres de discutir libremente… aunque también es cierto que muchas otras empresas son tan celosas de sus relaciones públicas que prohíben cualquier discusión que no sea estrictamente laboral.

Blind no es una aplicación demasiado popular debido a su escasa funcionalidad; basta con observar su penosa calificación de dos estrellas y media en iTunes. Pero sí sirve como un vehículo para descubrir áreas de oportunidad en las empresas y la apertura de nuevos canales de comunicación.

Disponible para Android e iOS.

Por: Daniel Pérez.