Los japoneses son conocidos en el mundo por su cultura y su constante innovación en el campo tecnológico.

También es una sociedad con sus propios problemas y uno de ellos es la creciente soledad de los jóvenes adultos.

Se mantienen centrados por completo en su trabajo, no se dan tiempo para la vida social y mucho menos para el romance.

Para resolver  este problema, nació Azuma Hikari, una compañera virtual que habita dentro de una caja holográfica.

Hikari es una tierna chica estilo anime, con inteligencia artificial, programada para ser simpática y cariñosa.

Está diseñada para tener conversaciones con su dueño y otras funciones que le permitan a la persona vencer el sentimiento de soledad, especialmente cuando pasan la mayor parte del día en sus trabajos.

Entre las funciones de Hikari se encuentra el controlar las luces de la casa, de modo que pueda encenderlas antes de que el usuario arribe al hogar y de este modo añadir a la ilusión de que alguien le espera.

Además, da los buenos días en la mañana, da reportes del clima y envía mensajes de texto, mismos que intentan simular las posibles conversaciones con la pareja.

¿Ya vienes del trabajo?

“Te extraño”

Lo más impresionante, es que al responder los mensajes de Hikari, ella contesta de vuelta.

Este producto está pensado en los hombres solteros y no se encuentra libre de controversia, pues es probable que el desarrollo de esta tecnología termine por alienar más a los japoneses en lugar de resolver sus problemas de insolación.

Mientras tanto, la tecnología sigue sin curso y sin duda este es el primer paso para gadgets “de compañía” cada vez más avanzados.

Por su parte, Azuma Hikari es el primer modelo de “esposa virtual” que estará disponible en el Gatebox, la máquina de hologramas que da vida a esta chica de corazón digital.

 

Por: Daniel Pérez.