Bugatti, la firma de autos de lujo, se colgó el récord con su ‘La Voiture Noire’, al ser el auto más caro en el segmento de coches nuevos que se presentó en un evento. El Salón del Automóvil en Ginebra y sus asistentes, fueron testigos al conocer al bólido más costoso de la historia, el cual tuvo un precio de 19 millones de dólares.

‘La Voiture Noire’, quiere decir ‘Auto Negro’ en francés. Este juguete para grandes, entre los grandes, cuenta con un motor de 16 cilindros y podrás identificarlo sobre las calles, por su clásica parrilla, muy al estilo Bugatti.

La identidad del comprador no fue revelada por la firma, aunque Stephan Winkelmann, presidente de la subsidiaria de Bugatti, Volkswagen, dijo que “La verdadera forma del lujo es la individualidad.”

Por su parte, El Salón del Automóvil en Ginebra y sus presentadores, están sumamente interesados en poner en la mesa, una diversidad de autos eléctricos que se espera cambiarán la industria de forma exponencial.

 

Quizá te interese:
Top 20 2018 Auto Show: La premiación a los mejores autos del año

 

Uno de los grandes ejemplos es Volvo, con su nuevo hatchback a batería de tamaño mediano, el cual pertenece a las filas de Polestar de Volvo Car Group.

Otro muy sonado fue el ID. Buggy de Volkswagen. El modelo cuenta con asientos impermeables, ya que se trata de un arenero con gran diseño, sin dejar de lado su innovadora forma de lidiar con el agua luego de hacer surfing, esto, gracias a sus curiosos agujeros de drenaje.

Por supuesto, Honda también se subió a la tendencia, además de la marca Lamborghini con su descapotable ‘Huracán EVO Spyder’ y sus 325 kph.

Con una aceleración de 100 kph en menos de 2 segundos, Pininfarina presentó su deportivo ‘Battista’, el cual cuenta con una batería que trabaja imparable, lo cual demostró que los fabricantes europeos, están convencidos del cuidado al medio ambiente.

Un Bugatti fue vendido en 19 millones de dólares, en el Salón del Automóvil en Ginebra. ‘La Voiture Noire’, rompió récord con su alto costo.

YouTube

 

 

 

Por: Azenet Folch