El tráfico es el pan de cada día. En cualquier momento es hora pico y todos nos podemos quedar atrapados en él. Si vas en el transporte público puedes matar el tiempo durmiendo y si cuando despiertas sigues atorado, tienes otras opciones para desestresarte y “disfrutar del tránsito”.

1. Siempre lleva un libro contigo, en ese tiempo puedes comenzar o acabar de leerlo. Si uno de tus pretextos para no hacerlo es la falta de tiempo, en menos de tres viajes llegarás al final del libro.

2. Hazle la plática al que va a tu lado, quizá no esté de humor. Pero vale la pena intentar. Puedes conocer historias muy interesantes y se hará más ligero el camino.

3. Es un buen momento para escribir historias inspiradas en lo que hace cada persona a bordo.

Quizá prefieras el dibujo, descarga una aplicación en tu celular para dibujar o en un cuaderno haz la caricatura de cada pasajero.

Tráfico

Shutterstock

4. Tejer es otra buena opción, ¿has visto a las señoras que van en el camión con su tejido?, van tan entretenidas en su labor y no se dan cuenta que están atrapadas en el tráfico.

Busca tutoriales en internet para tejer guantes, bufandas o gorros (ahora que llega el invierno); guarda tu estambre y agujas en tu mochila para cualquier emergencia de tránsito.

5. Organiza los contactos, archivos, imágenes y música de tu celular. En una hora lograrás eliminar la basura que conservas en él, incluso las conversaciones de WhatsApp o Facebook que son peligrosas si alguien más las lee.

Si vas manejando:

  • Prepara tu mejor playlist, cantar hace que el tiempo se vaya más rápido.
  • Llama a una estación de radio, de esas que hacen dedicatorias en la hora de los «adoloridos» o al «Panda» que hace bromas por teléfono. Conquistas, bromeas, te diviertes y olvidas el tráfico.
  • Si lo tuyo no son las bromas y las cosas románticas, como tendrás mucho tiempo para escuchar radio, puedes estar atento cuando regalen cosas y llamar para ganar algo (boletos a conciertos, dinero, un pavo…).

Por: Nadia Juárez.