Claire Burke, quien es una investigadora de la Universidad John Moores de Liverpool, lidera un proyecto en el que se usan drones, además del software libre Astropy, para ayudar a monitorear a animales en peligro de extinción los cuales tienen como depredador principal los humanos cazadores que recorren el hábitat de la fauna salvaje.

Este fabuloso proyecto, fue presentado en la Semana Europea de la Astronomía, el Espacio y la Ciencia del 2018.

Quizá te interese:
Llega el nuevo Nintendo Game Boy Watch con certificación y todo

En combinación con Astropy, el estudio mezcla algoritmos de inteligencia artificial y herramientas de detección astronómica.

Burke explicó que observación de los animales se lleva a cabo con cámaras termales infrarrojas ubicadas en los drones, estas permiten a un equipo observarlos y con la ayuda de calor que emiten sus cuerpos, a cualquier hora el día e incluso camuflados es fácil observarles.

El que los drones se encuentren en el aire, depende de las inclemencias del tiempo, aunque la ventaja de esta tecnología es que el dispositivo se podría encontrar en el aire hasta una hora y basta con sobrevuelos de 20 minutos, comentó la experta.

La investigadora de la Universidad John Moores de Liverpool, es quien lidera el proyecto con el que con ayuda de tecnología de punta que es usada para monitorear estrellas y la ayuda del software libre Astropy, cuida de los animales en peligro de extinción.

WordPress.com

Existe un único problema con las condiciones meteorológicas, es cuando la temperatura del suelo es similar con la del animal, porque entonces se complica el avistamiento.

En un principio, la inteligencia artificial del programa tuvo que aprender a distinguir  los animales en distintos tipos de entornos. El entrenamiento de la I.A. se llevó a cabo en Reino Unido, en donde se llevaron a cabo pruebas de campo en Sudáfrica, en el año del 2017 con un grupo de rinocerontes y algunas jirafas.

Quizá te interese:
¡Atención! te decimos cuáles son los celulares que emiten más radiación

Se prevé que en el mes de mayo de este año, el sistema se utilizará para hacer un conteo de la especie de orangutanes en Malasia, también vendrán a México a enumerar a los Monos Araña y en Junio el proyecto se dirigirá a Brasil con el fin de hacer avistamientos de los delfines de río.

Esta magnífica iniciativa es un ejemplo de que la astroecología que combina los conocimientos de esas dos áreas para proteger el medio ambiente, podrían ayudar en muchas áreas para salvar la fauna que tanto lo necesita.

 

 

Por: Azenet Folch.