¿Ya tienes un smartphone con Android y te preocupa tener demasiado espacio en la memoria?

Te presentamos 10 aplicaciones que deberías instalar desde ¡ya!

1.- WhatsApp

Si tienes acceso a internet, WhatsApp representa mensajes gratis. Además, todo el mundo lo utiliza, así que nadie se podrá esconder de ti… en teoría.

2.- Facebook

Pues sí. Es la red social más popular en México y usarla desde el celular te da la ventaja de transmitir tus acontecimientos más importantes en vivo y a color.

3.- Instagram

Con Instagram en el celular ya tienes la cámara a la mano, así que ya no hay pretexto para no llenar el internet con tu hermosura. Intenta ser un poco discreto, por favor.

4.- Nova Launcher 

Con esta aplicación puedes personalizar la apariencia de todo tu teléfono, desde iconos hasta fondos de pantalla. ¡Saca el diseñador que llevas dentro!

5.- Photo Studio

Ajusta tus imágenes antes de compartirlas en tus redes. Hay marcos, stickers, filtros, niebla… y hasta puedes recortar o modificar tamaños.

6.- Google Photos

Como seguramente acumularás millones de selfies, con Google Photos podrás respaldarlas en la nube y organizarlas, para que no pases horas buscando el momento que inmortalizaste en aquella fiesta de hace un año.

7.- Gmail

Tener el correo a la mano también tiene sus ventajas, sobre todo si utilizas el mail para tu trabajo. Por lo general siempre viene preinstalado pero si alguien te hizo la mala broma de borrar la app, acá te la recordamos.

8.- Google Maps

Combina la gigantesca base de datos de Google con el GPS de tu celular y nunca jamás en la vida te perderás de nuevo.

9.- Solid Explorer

Esta maravillosa aplicación organiza los archivos dentro del teléfono para que no se pierda nada. Se conecta a la nube e incluso cuenta su propio reproductor multimedia, para que encuentres el archivo de video y lo reproduzcas al momento.

10.- Aldiko

Si te gusta la lectura, con esta aplicación podrás leer y organizar tus archivos PDF y EPUB. También puedes personalizar el brillo de la pantalla para no quedarte ciego.

 

Por: Daniel Pérez.