De acuerdo a expertos, una nueva cepa genética programable de antibióticos, según sus responsables, evitan la aparición de resistencia a las bacterias que producen infecciones.

Es un hecho que la primera línea de defensa contra ellas son los antibióticos y el gran problema de estos es que no son selectivos, por ello, científicos en todo el mundo se empeñaron en encontrar la manera de no crear resistencia en los seres humanos, descubriendo la manera en la que trabajan individualmente. La buena noticia es que lograron diseñar un nuevo tipo de antibióticos programables y hechos a medida para atacar sólo las bacterias malas.

De acuerdo a los expertos, la resistencia a los antibióticos, es un problema mundial que causará en 2050 unos 10 millones de muertes anuales, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La descripción de este fármaco, probado en modelos de animal, se publica en la revista Nature Biotechnology, en un artículo que firman investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid(UPM) y del Instituto Pasteur de París.

Quizá te interese:
Las muertes por bacterias resistentes a antibióticos van en aumento

 

Alfonso Rodríguez-Patón, profesor del departamento de Inteligencia Artificial de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Informáticos de la UPM y uno de quienes trabajaron en este proyecto, abrió una nueva línea de diseño y desarrollo de antibióticos a medida, es decir, selectivos para atacar sólo a las bacterias malas y programables porque se pueden diseñar para atacar a un tipo de bacteria u otro diferente.

Por otra parte, se desarrollan probióticos a la par, estos se trata de bacterias, para regular las de la microbiota intestinal, «nosotros hemos diseñado ‘bacterias centinelas’ programables capaces de detectar y matar solo a las bacterias peligrosas sin afectar a las bacterias buenas».

Denominada por el equipo como «bomba genética programable»: el nuevo antibiótico es una toxina, una proteína que sólo es tóxica para las bacterias malas.

Esta toxina -la bomba genética- ‘viaja’ en bacterias centinelas y está programada para activarse y matar solo cuando reconoce a una bacteria mala, ya sea virulenta o resistente a los antibióticos.

 

 

Por: Azenet Folch