América fracasó en su búsqueda por quedarse con el tercer lugar de la Copa Mundial de Clubes, tras caer cuatro goles a tres en penales frente al Atlético Nacional de Medellín.

La escuadra mexicana arrancó el partido con algunos suplentes y fue superado ampliamente en los primeros 30 minutos, no obstante, se repuso en el segundo tiempo, logró empatar y mandó a la definición desde los 11 pasos.

El partido inició como una pesadilla para los Azulcremas, corría el minuto seis cuando un pase filtrado provocó que Miguel Samudio llegara forzado a intentar desviar el balón y lo metiera en propia puerta. Después de eso, Alejandro Guerra tuvo locos a los centrales americanistas y parecía que el segundo gol caería en cualquier momento.

No obstante, las Águilas tuvieron una pequeña reacción que no se pudo concretar en gol primero porque el árbitro no marcó un claro penal sobre Rubens Sambueza (la tecnología de la repetición brilló por su ausencia) y después porque Silvio Romero no llegó a tiempo a un centro del propio Sambueza. Al final eso lo pagaron pues Guerra puso el dos a cero al 26 y los Azulcremas se salvaron del tercero en un par de ocasiones.

Fue Michael Arroyo quien en la recta final del primer tiempo metió a los capitalinos en el encuentro. Ya en el complemento, Ricardo La Volpe modificó y su equipo emparejó el trámite del encuentro. Finalmente, el propio Samudio recibió una falta dentro del área y, tras un par de minutos de reclamos, el recién ingresado Oribe Peralta empató el partido al minuto 66.

El resto del partido vio oportunidades para ambos equipos, pero no concretaron y se acabaron los 90 minutos. América erró los primeros dos penales y eso los condenó pues, aunque Atlético Nacional también falló uno, no desperdició esa cómoda ventaja.

Por: Gerardo Guillén.