A través de la historia hemos presenciado grandes construcciones que albergan la Ciudad de México y así muchas de éstas se han ido restaurando con el fin de conservar su estilo y así Antonio Haghenbeck y de la Lama, decidió rescatar este inmueble, quien era una un importante coleccionista de antigüedades.

Su fundador decidió establecerlo como Museo Casa de la Bola posterior a su muerte en 1991, con el fin de dar a conocer los objetos como muebles, candiles, candiles, cortinas, tapices de los siglos XVI hasta principios del XX que había coleccionado en sus viajes por todo el mundo.

Todos nosotros nos hemos de preguntar ¿Cómo eran los muebles de aquella época? y como han ido cambiando conforme la modernidad nos exige y así en este museo podemos encontrar cosas muy particulares que quizás hoy ya no se utilicen.

A través de su historia, fue hogar de diversas familias: Francisco de Bazán y Albornoz -quien era un inquisidor- el primer propietario registrado. Como dato curioso, nunca se le consideró como hacienda aunque allí se producía aceite de oliva y había algunos huertos; además de que en el frente de la finca se encontraba un magueyal

Además del acervo, el museo se destaca por su belleza arquitectónica y se destacan los jardines en el también se imparten conferencias sobre historia de México, hay talleres de arte, presentaciones de teatro y danza y también el recinto es utilizado para eventos como bodas.

Museo Casa de la Bola

Dirección: Parque Lira 136, esquina con Observatorio. Col Tacubaya. Delegación Miguel Hidalgo. Ciudad de México
Horario: Domingo de 11:00 a 17:00 horas.
Telefonos: 5515 5582  /  5515 8825
Entrada: $20
Descuento a estudiantes, maestros y personas de la tercera edad.
Servicios: Guardaropa y estacionamiento.

 

Por: Jaime Levit