Algo básico para el invierno son los abrigos. En tu armario debes tener al menos tres de estas opciones que, además de ser cómodos, dan un toque especial a tu outfit y lo mejor es que te protegen desde las piernas hasta la cabeza (si es que tienen gorro) del frío y las lluvias invernales.

Estos son los abrigos que toda mujer debería tener:

1. Abrigo marinero. Inspirado, como dice su nombre, en el atuendo de los marineros. Es un clásico que jamás dejará de estar de moda. Es casual, relajado y súper femenino.

2. Abrigo camel. Es otro clásico que permanecerá por la eternidad; una inversión que vale la pena hacer. Elígelo en color beige porque, además de ser el tradicional, es una tendencia durante esta temporada. Combínalo con unos jeans o leggins negros.

3. Trench coat. Estos ejemplares cumplen una doble función: cubrir del frío y del agua. Son ligeras y te darán un estilo elegante muy inglés.

Estos abrigos eran utilizados por los oficiales del ejército británico.

Abrigos

4. Montgomery. Está hecho de lana o algodón, lleva capucha y su sello distintivo son los botones tipo madera alargados, que se sujetan con pequeñas cintas que sustituyen a los ojales.

Este modelo tiene un corte tres cuartos y su nombre se le atribuye al oficial Bernard Law Motgomery, primero en utilizarlo.

5. Chesterfield. Este abrigo surgió en 1830, y sigue vigente. Al inicio era totalmente masculino, hasta que en los años 70 las mujeres se apoderaron de él. Se caracteriza por su talle oversized , estiliza la figura y cubre  hasta las rodillas.

Por: Nadia Juárez.